El proyecto «Educar para ser» en el CPB Infanta Leonor

Durante el presente curso escolar el CPB Infanta Leonor está participando, junto con otros 14 colegios de la Comunidad de Madrid, en el Proyecto “EDUCAR PARA SER”. Un proyecto de investigación desarrollado por la Universidad de Murcia, que se ha implementado en cuarenta colegios de la región murciana. El proyecto consiste en intervenir de manera sostenida en los niños, a través de sus profesores y familias, para que mejoren en sus habilidades no cognitivas y funciones ejecutivas, empezando en el nivel de Educación Infantil 4 años.

El programa consta de cinco áreas de actuación:

  1. Diseño de contenidos
  2. Creación de materiales
  3. Formación del profesorado
  4. Implementación en las aulas
  5. Evaluación y mejora.

Durante el Curso 2017/2018 se ha empezado con los alumnos de Educación Infantil 4 años, la intervención consiste en dos sesiones semanales, en su clase, donde la profesora realiza una actividad específica diseñada por el equipo de expertos investigadores de la universidad de Murcia.

Entre esas actividades hay juegos, canciones, cuentos, manualidades… y cualquier cosa que pensemos que puede ayudarles a adquirir esas habilidades no cognitivas. El hilo conductor es una pandilla de amigos, liderada por el personaje Flama, un león que también está aprendiendo como los demás.

Las maestras de infantil que están desarrollando el Proyecto en el aula han participado, de septiembre a diciembre de 2017, en un curso de formación en CRIF Las Acacias para formarse en estas habilidades.

Para ello, desarrollamos un currículum específico en esas habilidades, complementario al programa oficial de la Consejería de Educación, que ya se está aplicando en los colegios que participan en el proyecto.

Ahora, como parte de la evaluación y el seguimiento, mantenemos encuentros al menos mensuales con todos los centros para ir corrigiendo las fichas de las actividades y a la vez incorporando esas sugerencias para la siguiente edición.

Además, gracias a la colaboración de los padres, y de los profesores, estamos trabajando en la medida de esas habilidades en los chicos, de modo que podamos evaluar el efecto del Proyecto. Aún tiene que pasar algún tiempo para poder afirmar científicamente que la intervención ha sido un éxito pero, las maestras a pie de aula están contentas, los padres perciben ciertos cambios, y el material se va mejorando con las aportaciones de unos y otros.

En los sucesivos cursos, cada una de las áreas de actuación adaptará su labor a la edad de los estudiantes. Los niños que este curso han conocido a Flama y sus amigos tendrán 12 años cuando el proyecto se haya implantado en su totalidad en la Comunidad de Madrid.

Ojalá que para entonces, todas estas habilidades que ahora están aprendiendo, les sirvan para ser mejores personas.

Comentarios cerrados.