La documentación como herramienta pedagógica en una escuela infantil

Colaboración recibida del Equipo directivo y educativo EEI Alegría de la Huerta.

Escuchar a las niñas y los niños es mostrar interés por sus descubrimientos y propuestas, es estar atento/a a sus necesidades, motivaciones y curiosidades, a su forma de interactuar y explorar el entorno.

Este curso académico nos propusimos el objetivo de desafiarnos y empezar a hacer visible el trabajo pedagógico que realizamos cada día, dar visibilidad a los sucesos de la vida cotidiana tan importantes en nuestra escuela a través de la “documentación pedagógica”. Hemos empezado a aplicar esta herramienta práctica a partir de un seminario de formación.

¿Qué es la “documentación pedagógica”?

La documentación pedagógica consiste en la recogida y exposición estética de los procesos educativos.

¿Qué nos motivó a documentar la vida de la Escuela?

Con los cambios implementados los últimos años en la escuela -transformar la escuela en una escuela respetuosa, donde se escucha a la infancia y donde el movimiento libre de los niños y las niñas es el eje principal- se nos planteaban diferentes retos: transmitir a las familias el contenido del trabajo que se realiza en la escuela, hacer el seguimiento del proceso de aprendizaje de los niños y las niñas, reflexionar sobre nuestra tarea educativa y compartir y valorar cada experiencia con la pareja educativa. Concluimos que la “documentación pedagógica” era el mejor instrumento para dar respuesta a estos objetivos, ya que nos permite entender mejor a los niños y las niñas y dejar constancia de lo que aprenden compartiéndolo con todos los miembros de la comunidad educativa.

¿Qué hemos documentado?

En la escuela hemos documentado acciones tan variadas como la participación de los niños y las niñas en sus acciones cotidianas, los momentos de cuidado, procesos de experimentación, conversaciones ante sus propios descubrimientos…

Hemos usado diarios, cámaras de fotos y de vídeo. Tras un trabajo de análisis e interpretación de la información recogida, ésta se ha plasmado en diferentes formatos estéticos acompañados de una narración que cuenta al otro lo acontecido por los niños y las niñas.

Valoración de la experiencia
Las familias han mostrado su satisfacción con la nueva herramienta de comunicación, emocionándose con las imágenes y la narración que las acompaña; nos ha permitido observar con más entusiasmo a las niñas y los niños, descubrir junto con ellos nuevas formas de interaccionar con las personas y con los objetos; nos ha permitido compartir cada experiencia con la pareja educativa y comparar nuestras miradas sobre los procesos de aprendizaje.

La “documentación pedagógica” constituye, en definitiva, un proceso de reflexión y formación continua para todo el equipo educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *